Archivo de la categoría: Alimentos

La granada

el-poder-de-las-frutas-3
Muchos pueblos a lo largo de la historia han considerado esta fruta como símbolo de fecundidad, amor y prosperidad. El granado es un árbol procedente de Asia, de la zona que abarca de Irán a India, que desde la antigüedad ha sido cultivado en toda la cuenca mediterránea. Era muy apreciado en las zonas desérticas ya que al tener la corteza seca y leñosa el interior permanecía en buen estado durante bastante tiempo.

11128438_f520Su cultivo aparece representado en relieves del antiguo Egipto, donde algunas personas eran enterradas con granadas en su tumba; otras civilizaciones lo utilizaron también como planta ornamental en jardines y palacios. Aparece también en la mitología griega relacionada con el amor y la belleza (formaba parte del tocado de las novias) y fue llevada a Roma por los fenicios. A España llegó a través de los bereberes; la ciudad de Granada toma su nombre de esta fruta, dándonos una idea de la importancia que tenía en la cultura islámica de la época. Forma parte de la iconografía cristina, está presente en muchas obras de arte religiosas, en los estampados de las vestiduras papales y aparece varias veces en la Biblia. También García Lorca, Juan Ramón Jiménez o Shakespeare la mencionan en sus obras.

Es un superalimento con una acción muy positiva sobre nuestra salud y que tiene muchas propiedades, vamos a ir viéndolas.

Propiedades nutricionales y medicinales

granada-noticiaEs una fruta cuyo contenido en agua supera el 80% de su peso, que está formada principalmente por carbohidratos, azúcares de rápida absorción, aunque en menor medida que otras frutas.

Su aporte en fibra depende de si se toma la fruta en grano, en este caso será alto y menor si lo tomamos en zumo, aunque entonces será beneficioso en caso de daños en la mucosa intestinal o digestiva.

Contiene potasio, necesario para el buen funcionamiento del sistema nervioso y muscular y para mantener el equilibrio hidráulico celular. También es muy diurética, por su relación sodio/potasio, de ahí que la granada sea muy recomendable en dietas para la retención de líquidos, de adelgazamiento, cuando hay algún problema renal, artritis, ácido úrico o hipertensión.

Es rica en Vitamina C que nos ayuda a aumentar nuestras defensas y es imprescindible para el buen mantenimiento de cartílagos y la formación de colágeno. También contiene Vitamina A de acción muy positiva sobre tejidos y mucosas, especialmente sobre la retina, por lo que resulta beneficiosa en casos de miopía, vista cansada y otros problemas oculares. Tiene también vitaminas del Grupo B, aunque en menor proporción.

Entre los minerales que nos ofrece están calcio, fósforo, magnesio, cobre, hierro, sodio, manganeso, silicio, zinc y potasio.

Vitaminas y minerales, junto con su alto contenido en antocianinas, flavonoides, polifenoles, taninos y algunos ácidos otorgan a la granada un altísimo poder antioxidante. Los taninos están sobre todo en la piel, que no es comestible, siendo el antioxidante más importante los polifenoles, en concreto ácido elágico, triplicando los niveles del vino tinto o té verde. Esta propiedad la hace de gran utilidad a la hora de prevenir el envejecimiento prematuro de los tejidos y ayudar a impedir la aparición de enfermedades como el cáncer (especialmente pulmón, próstata, mama y páncreas) y otras enfermedades degenerativas.

Este efecto antioxidante ayuda a minimizar el estrés oxidativo que produce el HDL, reparando los daños cardiovasculares que produce el colesterol alto. Es por tanto una fruta cardioprotectora.

Es depurativa y tónica para el hígado.

Investigadores británicos han demostrado que la granada bloquea las encimas culpables de la degradación de los cartílagos y están ampliando la investigación para ver si además puede ayudar a reparar los daños ya producidos.shutterstock_88333471

Actúa eficazmente en enfermedades del aparato respiratorio, como el asma y de la piel, cuando sea necesario regenerar y cicatrizar tejidos. A nivel estético, ayuda a prevenir la aparición de arrugas en la piel, manchas, flaccidez, estrías, etc.

La membrana blanca que separa grupos de granos es muy rica en alcaloides que la hacen tóxica, así que debemos evitar consumirla.

Se recomienda en el tratamiento de anemias ferropénicas por su contenido en hierro conjugado con vitamina C, que favorece la absorción del mismo. Su color rojo tiene tropismo con la sangre, purificándola y mejorando su fluidez, ayudando también en la menopausia.

Nos aporta también ácido málico y ácido cítrico, que le confieren propiedades antiinflamatorias y desinfectantes.

Es una fruta muy alcalinizante, adecuada para mantener un correcto Ph en el organismo.

Los taninos presentes en la pepita blanca del grano y que le dan su textura áspera y amarga tienen propiedades astringentes y antiinflamatorias, muy eficaces en casos de flautulencias, gases, malas digestiones, ardor de estómago y otras afecciones digestivas leves, de hecho los romanos la consideraban el remedio perfecto para sus afecciones estomacales e intestinales.

Aunque en la gastronomía occidental no hay muchas preparaciones con granada porque casi siempre se come cruda o en zumo, en la oriental encontramos muchas recetas que cuentan con esta fruta para su elaboración.

En época de granada no debemos dejar pasar ni un solo día sin consumirla, añadiéndola a las ensaladas, a los cereales del desayuno, al yogur….y sin nos da mucha pereza sacar los granos, siempre podemos tomarla en zumo, es una magnífica manera de empezar el día!!pomegranate-wedding-ideas-centerpiece

Anuncios

Membrillo

mnogoletniy_kosmetolog_ayva_readmas.ru_3_thumb

Se cree que procede de la isla de Creta y en la Grecia clásica, los membrillos eran el símbolo del amor y la fecundidad, por eso se ofrecían a la diosa Afrodita.

Aunque pertenece a la misma familia que la manzana o la pera no puede comerse cruda incluso si está madura porque es muy ácida y áspera, por lo que se utiliza para hacer dulce de membrillo, pero el que encontramos en los comercios contiene tanta azúcar que hace que pierda cualquier propiedad beneficiosa.

El dulce de membrillo casero, donde sustituimos el azúcar por sirope de agave es muy bueno en fases de convalecencia, etapas de estrés o decaimiento porque nos aporta energía. Contiene mucha fibra que regula el funcionamiento intestinal.

Desgraciadamente toda la vitamina C que contiene la fruta cruda desaparece con la cocción, igual que la mayoría de los taninos.

mambrilloEsta receta es una variación más saludable del dulce de membrillo tradicional, sustituimos el azúcar por sirope de agave y añadimos agar-agar como espesante. El resultado es estupendo!!

Estas cantidades dan para hacer dos bloques del tamaño de las bandejitas para hacer hielos, pero se pueden utilizar moldes individuales de silicona, por ejemplo.

2 membrillos grandes
185 gr de sirope de agave
2 gr de agar-agar
La piel de una naranja rallada
La piel de un limón rallada
2 palos de canela
125 ml de agua

Cocemos los membrillos pelados, sin corazón ni pepitas y cortados en dados con el agua, junto con la canela y las ralladuras de los cítricos; estará listo cuando el membrillo esté tierno y no quede líquido en la cacerola. Podemos añadir más agua si necesitamos, pero nunca tiene que haber exceso de agua al final de la cocción.

Retiramos la canela y pesamos 570 gr del membrillo; tiene que ser esta cantidad exacta para evitar que nos quede excesivamente duro con el agar-agar. Trituramos con la batidora hasta hacer un puré.

Vamos mezclando el agar-agar con el membrillo cocido, primero todo el agar-agar en un poco de membrillo y luego incorporamos poco a poco el resto de los 570 gr. Ponemos en un cazo a fuego lento hasta que empieza a hervir, y luego continuamos la cocción durante unos 3 minutos, sin dejar de remover en todo momento para que no se nos pegue.

Retiramos del fuego y añadimos el sirope de agave; removemos para que se incorpore perfectamente.

Pasamos a los moldes, si no son de silicona tendremos que forrarlos de papel vegetal. Dejamos que se enfríen de todo. Cuando estén fríos, tapamos con film transparente y ponemos en el frigorífico.

Mejor si lo comemos al día siguiente.

Manzana, la reina de las frutas

red-apples

La manzana tiene muchísimos beneficios para nuestra salud y es la reina de las frutas por ser equilibrada y nutritiva, por su versatilidad en la cocina, fácil consumo y porque combina con todos los alimentos.

Aunque no se sabe cual fue la primera especie cultivada de la que proceden todas las demás, parece que empezó a cultivarse hace 20.000 años en China y sí se tiene conocimiento de que los hombres del Neolítico ya la consumían silvestre. Romanos y árabes la introdujeron en la Península Ibérica y durante la Edad Media se extendió su consumo por toda Europa.

Está presente en la mitología griega, la religión cristiana, leyendas anglosajonas, numerosas obras pictóricas y refranero popular y ahora vamos a saber algo más de esta fruta que como dicen los británicos “An Apple a day, keeps the doctor away”…

Aporte Nutricional, Propiedades y Beneficios

El 85% de su composición es agua y nos aporta 53 kcal y 12 gr de hidratos de carbono por cada 100 gr. Es rica en azúcares de rápida asimilación (fructosa, glucosa y sacarosa) y fibra (mejora la salud intestinal). También contiene minerales como calcio, hierro, magnesio, potasio, fósforo y vitamina C y carotenoides.

Contiene boro, que hace que su calcio y magnesio se asimilen mejor, ayudando de esta manera a prevenir la osteoporosis.

apples5Su alto contenido en flavonoides, como la quercetina hace de ella un potente antioxidante. La quercetina además ayuda en el tratamiento de la hipercolesterolemia impidiendo los depósitos de colesterol en las arterias con su consecuente estrechamiento y problemas cardiovasculares derivados. Este flavonoide ayuda a prevenir el cáncer de pulmón, evita el envejecimiento de los tejidos, tiene propiedades antiinflamatorias, mantiene en buen estado el sistema inmune y es esencial para el cuidado del sistema nervioso, protegiendo nuestro cerebro de enfermedades como Parkinson y Alzheimer. Otros de los flavonoides que contiene nos ayudan a mantener una buena salud bucal, protegiendo nuestros dientes y manteniendo las encías limpias.

También su aporte de fósforo influye en los beneficios para el sistema nervioso, pero además el fósforo nos ayuda a mejorar la memoria y activar otras funciones cerebrales, por lo que se aconseja consumir manzanas en casos de fatiga, bajo estado de ánimo, depresión, estrés, etc. Tiene un efecto sedante que nos hará dormir mejor si comemos manzana por la noche y este efecto sedante también lo podemos aprovechar si estamos dejando de fumar, ya que calma la ansiedad por el tabaco.

Contiene también taninos, que son sustancias astringentes y antiinflamatorias que producen el color marrón en la pulpa si la pelamos y que desinflaman la mucosa gástrica y las paredes intestinales.

La principal fibra que contiene es la pectina, regulador intestinal útil tanto si hay diarrea como estreñimiento. La pectina también reduce el colesterol si tomamos 2 ó 3 manzanas diarias y hace que nos sintamos saciados.

Tiene propiedades coleréticas, mejora la producción de bilis, reduciendo el riesgo de que se formen cálculos biliares, siendo por ello un alimento muy recomendado si ha habido una operación de vesícula; además descongestiona el hígado por lo que es de consumo obligado si se padece hígado graso, hepatitis o cirrosis.

Respecto a su contenido en azúcar, la manzana es hipoglucemiante, ya que la fructosa necesita menos insulina para ser metabolizada. Además la pectina regula la liberación de azúcares y su paso a la sangre. Es recomendable por ello comer manzanas en caso de diabetes.

Numerosos estudios han demostrado sus propiedades anticancerígenas, tanto en la pulpa como en la pielmanzana por su contenido en catequinas y quercetina, importantes protectores contra la acción de los radicales libres. Estas propiedades contra el cáncer también se encuentran en las pepitas que pueden comerse masticándolas muy lentamente.

Es una fruta depurativa y diurética, muy interesante en casos de artritis, gota, reuma, edemas, retención de líquidos y obesidad. Es rica en ácido málico, que tiene efecto alcalinizante, antiséptico y además ayuda a mantener la flora intestinal en buen estado, evitando fermentaciones. El ácido málico, cisteína (elimina las toxinas del hígado) y arginina (favorece el crecimiento muscular y la reparación de los tejidos) presentes en la manzana ayudan a eliminar toxinas de nuestro organismo y a combatir enfermedades del aparato locomotor y de los riñones como cálculos o insuficiencia renal.

Tenemos que masticar muy bien la manzana para que siente bien en el estómago. Se puede comer con piel si es de cultivo ecológico y cuando no haya trastornos intestinales; si los hay, es mejor tomarla en zumo que se puede mezclar con zanahoria o en compota. Si hacemos compota, pierde un 30% de su vitamina C, pero si la cocinamos al horno, perderá casi el 80%.

En caso de problemas gastro-intestinales es mejor comer la manzana en compota, porque al cocerse la fibra se hace más blanda y no es irritante.

¡¡¡ Seguro que Adán sabía lo buenas que son las manzanas y por eso cedió a la tentación de la manzana que Eva le ofrecía !!!

Frutas de Otoño. La pera

35811-hi-usapearcluster

Empezamos nuestro recorrido por las frutas que nos trae el otoño con la pera.

En Europa del Este se han encontrado restos arqueológicos que evidencian que el hombre prehistórico ya consumía peras. Fueron los griegos quienes extendieron su cultivo por el Mediterráneo y los romanos quienes lo expandieron a todas sus colonias. También en China se cultivaban hace más de 3.000 años.

Como existen muchas variedades de pera (limonera, blanquilla, de San Juan, conferencia, etc), es muy fácil encontrarlas durante todo el año en las fruterías, sin embargo, es una de las frutas típicas del otoño. Lo normal es que las que compramos estén un poco verdes y tengamos que mantenerlas 2-3 días a temperatura ambiente, en un lugar seco, aireado y sin luz solar directa para que maduren; no hay que guardarlas en el frigorífico a no ser que hayan madurado ya y vayan a pasar varios días hasta que las comamos. Las peras maduras tienen el cuello más blando que el resto del cuerpo. No debemos comprar las que están excesivamente verdes, porque han sido recolectadas demasiado pronto y no alcanzarían su punto de sabor, resultando además indigestas.

Es una fruta que se utiliza en multitud de recetas de cocina, aunque lo ideal es comerla cruda y con su piel que contiene muchas vitaminas, minerales y aminoácidos, pero no debemos hacer esto a menos que sean de cultivo ecológico.

Veremos propiedades y beneficios que nos aporta el consumo de esta fruta.

Valores nutricionales

El 80% de su composición es agua, también aporta hidratos de carbono, vitaminas y minerales:

Contiene vitamina C, que es un antioxidante necesario que actúa en muchísimos procesos orgánicos, como la formación de proteínas y colágeno pero que se pierde cuando cocinamos las peras.

Aporta flavonoides, como la quercitina, catequina y epicatequina, cuyo potente poder antioxidante nos protege contra el envejecimiento celular, además de favorecer el buen funcionamiento del sistema cardiovascular; contiene otros importantísimos antioxidantes como el selenio, betacarotenos, luteína o ácido ascórbico.

Yellow sliced pears with green leaf isolatedNos proporciona taninos y ácido caféico con propiedades antibacterianas y astrigentes, por lo que resultan muy eficaces en casos de diarreas leves.

La pera es rica en arbutina, un componente muy diurético que se encuentra en la piel. También en la piel encontramos arginina (favorece el tono muscular) y pectinas que junto con el ácido pantoteico y caféico que también aporta ayudan a bajar los niveles de HDL (colesterol malo) y absorben las toxinas del intestino impidiendo que pasen a la sangre.

En su composición también encontramos ácido fólico, una vitamina del Grupo B necesaria para la formación de células, la salud del cerebro y del sistema nervioso en general. Es muy importante su consumo adecuado durante el embarazo.

Contiene minerales como calcio, potasio, hierro, yodo, magnesio, fundamentales para la salud ósea (prevención de osteoporosis), regulación de líquidos y del sistema nervioso. El calcio también ayuda a eliminar metales pesados.

Propiedades

Además de todo lo anterior, es un alimento muy diurético por su alto contenido en agua y arbutina, y por no contener apenas sodio, estar prácticamente libre de gasas y ser muy rica en ácidos esenciales. Es por esto muy recomendable en dietas para bajar peso, ya que además al ser rica en fibra tiene un efecto saciante. Igualmente es muy apropiada en dietas donde haya que regular la retención de líquidos y para personas con tensión arterial alta o problemas de riñón.

Fortalece el sistema inmune, protegiéndonos de catarros y resfriados y además nos ayuda a aliviar dolores de garganta.

Según la medicina tradicional china tiene tropismo con el pulmón, disminuyendo con su consumo la mucosidad en el sistema respiratorio.

Por todo esto merece la pena incluirla en nuestra dieta y comerla cuando esté en su punto de maduración para aprovecharnos de todos sus beneficios… porque ya sabemos, “la pera, no espera”

La uva

FreeGreatPicture.com-31495-turpan-grape

Un poco de historia

En Septiembre comienza la recolección de la uva y durante meses podremos disfrutar de esta rica fruta que tiene muchísimas propiedades, un imprescindible en la dieta y la cultura de los países mediterráneos… vamos a conocer algo más sobre ella.

Originaria de Asia Occidental y la región del Cáucaso, la vid es una de las primeras plantas cultivadas por el hombre; se sabe que su cultivo comenzó en el Neolítico, aunque su consumo silvestre es anterior. Los egipcios ya la cultivaban, pero fueron griegos y romanos los que desarrollaron la viticultura, expandiéndola además en sus colonias. Llegó a América de mano de los españoles.

grapes-bunches_570Hay tres especies principales de uvas: Europea (Vitis vinifera), norteamericana (Vitis labrusca y Vitis rotundifolia) y los híbridos franceses. Su cultivo está destinado principalmente a la alimentación, tanto para consumirlas frescas o secas, o para la producción de vinos y vinagres.

Propiedades y beneficios

El 80% de la composición de esta fruta es agua y fibra, y es muy beneficiosa para nuestra salud porque que nos aporta muchas vitaminas (Vitaminas A, C y Grupo B) y minerales (Potasio, Fósforo, Sodio, Calcio, Magnesio, Hierro y en menor cantidad, Zinc). Contiene además ácido tartárico, málico, y taninos. Alguno de sus componentes principales se encuentran en la piel, como los flavonoides que tienen un potente efecto antioxidante y además ayudan a aumentar los niveles de colesterol “bueno” HDL (la uva roja es dos veces más antioxidante que la verde porque tiene más antocianinas que son los flavonoides que le dan su color).

Es una de las frutas ideales si queremos hacer una cura de desintoxicación, tomando exclusivamente uvas (la cantidad que necesitemos, en 3 ó 5 comidas) o combinándola con otros vegetales (desayunando uvas, comiendo abundante ensalada y verduras al vapor y cenando uva). No está asegurado que con esta dieta se pierda peso, pero sí que nuestro organismo se limpiará de tóxicos. En este caso elegiremos uva negra porque tiene más antioxidantes.

Por su alto contenido en potasio, antioxidantes y demás minerales se recomienda su consumo en casos de problemas del sistema cardiovascular, (hipertensión, arterioesclerosis, mala circulación), personas con reúma, artrosis, artritis, gota o litiasis renal, ya que en todos estos casos es necesario tener controlado el nivel de líquidos y sodio en el organismo además de una profunda depuración.

Es un alimento muy alcalinizante, ayuda a depurar la sangre y la potentes antioxidantes como el resveratrol, presente en la piel de la uva negra, ayudan en la prevención del cáncer. También reduce los efectos de la quimioterapia aliviando náuseas y vómitos.

Como contiene ácido fólico, es muy beneficiosa para las mujeres embarazadas.

Sus antioxidantes hacen que mejore las habilidades motoras y funciones cognitivas, por lo que es perfecta para evitar enfermedades degenerativas.

Es un laxante suave, ayuda a limpiar los intestinos y evitar el estreñimiento. Si las comemos con piel y pepitas aportan un extra de fibra y si las tomamos en forma de pasas tienen efecto laxante.

Es bactericida por sus ácidos cafeicos y por los taninos.

Como hemos visto, las uvas son un alimento ideal para prevenir envejecimiento celular, enfermedades graves, mantenernos con energía y vitalidad durante el día, así es que, vamos a aprovechar que están en su mejor momento para incluirlas en nuestra dieta… son un snack perfecto!

Grape_Eater

El melón

melon

El melón es otra de las frutas estrellas de la temporada veraniega. Se cultivaba en el Antiguo Egipto en el 3.000 a.C., fue muy utilizado por griegos y romanos y actualmente su cultivo y consumo está extendido por todo el mundo. Se distinguen varios tipos que difieren en aspecto, sabor o modo de cultivo, como el cantalupo, piel de sapo, galia, amarillo, etc.

Tiene un rico sabor dulce y nos ayuda a mantenernos hidratados durante los días calurosos de verano, pero además de esto, hay muchas razones para incluir el melón en la dieta, vamos a ver algunas:

  • Por su alto contenido en agua es muy diurético, ayudándonos a eliminar toxinas a través de la orina. Es también fuente esencial  de fibra, actuando como laxante suave. Es por tanto muy depurativo y se aconseja su consumo en personas con problemas de gota.
  • Contiene betacarotenos que nos ayudan entre otras cosas al cuidado de nuestra piel y vitamina C, por lo que es un excelente antioxidante. También contiene alguna vitamina del grupo B.
  • Ayuda a cuidar la salud del corazón por su contenido en licopeno, un pigmento vegetal que reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares y ayuda a regular la tensión arterial.
  • Es fuente de minerales como calcio, fósforo, hierro, manganeso y potasio.
  • Aporta muchos carbohidratos, como la sacarosa, por lo que no está recomendado en personas con diabetes; su valor energético es bajo, unas 52 kcal por 100 gr.

Como hemos visto hay muchas razones para aprovechar este momento en el que podemos disfrutar del melón y no dejar de incluirlo en nuestra dieta diaria, en desayunos, meriendas o cuando nos apetezca, pero muy importante, no tomarlo como postre ni mezclado con otras frutas, mejor solo, ya que necesitan muy poca digestión y esta se produce principalmente en el intestino y si lo acompañamos de algún alimento como proteínas o hidratos de carbono, tiene que esperar en el estómago hasta la digestión de éstos, produciéndose entonces fermentaciones.

Berenjena

berenjenaLa berenjena es una hortaliza de la familia de las solanáceas cuyo cultivo se remonta a más de 2.000 años a.C. en India, Birmania y China. Fue llevada al norte de África por los comerciantes árabes, desde la España musulmana pasó a los países de la cuenca Mediterránea y los españoles la introdujeron en América. Su nombre en castellano deriva del vocablo árabe bedinyena.

Su uso está tan extendido que forma parte de algunos de los platos nacionales de los países donde se cultiva, como por ejemplo, la moussaka griega, la ratatouille francesa, el babaganush árabe o el imam bayildi turco.

Es muy versátil en la cocina ya que puede prepararse de muchas maneras distintas, asada, frita, rellena, a la plancha, pero no tiene un sabor agradable ni cocinada al vapor ni hervida. Siempre debe de comerse cuando está madura y bien cocinada, nunca cruda porque contiene solanina, un alcaloide que puede resultar tóxico y que no está presente tras la cocción ni cuando la berenjena está madura. Para saber si está madura un truco es presionar ligeramente sobre la piel morada, si se queda la marca de los dedos es que están en su punto óptimo de maduración. Si optamos por prepararla frita, tenemos que tener en cuenta que absorbe gran cantidad de aceite, ya que su pulpa es como una esponja.

Tiene unos compuestos que le dan un sabor amargo, para ello, conviene antes sumergir las rodajas de berenjena en agua con sal, para que éstos desaparezcan. Lo ideal es tenerlas sumergidas desde la noche anterior.

Aunque las hay de distintas tonalidades e incluso rayadas, la piel de la berenjena es de color morado oscuro brillante, fruto de las antocianinas presentes en ella; estas sustancias son unos flavonoides con propiedades antioxidantes, por lo que al cocinarlas, conviene aprovechar la piel. Por el contrario, la pulpa es carnosa y firme, de color claro y se oxida rápidamente al contacto con el aire.

Comparado con otras hortalizas su valor nutricional es relativamente escaso, pero vamos a ver algunos de sus beneficios y propiedades.

  • Es muy rica en agua (casi el 92% de su composición) y en fibra, lo que tiene propiedades diuréticas y depurativas. Además aporta muy pocas calorías, por lo que resulta ideal en dietas de control de peso, para evitar la retención de líquidos y en el tratamiento de edemas.
  • Contiene minerales, principalmente potasio (200 mg) y pequeñas cantidades de fósforo, calcio, magnesio, hierro y zinc. Su bajo contenido en sodio hace de la berenjena un alimento ideal para personas con tensión arterial alta y problemas circulatorios.
  • Aunque su contenido en vitaminas no es muy sobresaliente, contiene vitamina C, A y vitaminas del grupo B, principalmente ácido fólico.
  • Los compuestos responsables de su ligero sabor amargo le dan a la vez un efecto colagogo, ayudando a facilitar el buen funcionamiento del hígado y el vaciado de la vesícula biliar, con lo cual favorece la digestión de las grasas. Es por esto que es beneficiosa para prevenir y controlar los niveles altos de colesterol y de triglicéridos y la ateroesclerosis. También la fibra que aporta actúa a favor de esto, absorbiendo las grasas e impidiendo que pasen a la sangre. Así mismo regula el nivel de azúcar en sangre, y como contiene muy pocos hidratos de carbono resulta muy interesante en el tratamiento de diabetes tipo II.
  • Respecto a su uso externo, tradicionalmente se usa la pulpa cruda machacada para calmar quemaduras en la piel. De esta forma también se utiliza para calmar dolores de reuma, aplicada sobre las articulaciones afectadas.

Es una verdura muy sabrosa, que podemos preparar de múltiples maneras, de precio asequible y que como hemos visto, tiene muchas propiedades. Por esa capacidad de absorber la grasa que tiene, se recomienda consumirla como abundante guarnición si comemos platos con grasa, como por ejemplo carnes… aunque también es muy rica en asados, pistos, incluso fría en ensaladas de verduras, patés vegetales… seguro que encontramos recetas que se adapten a nuestros gustos!!!