Dieta disociada I

dieta-disociada2

Con esta, empiezo una serie de entradas sobre la dieta disociada. A todos nos han contado alguna vez aquello de no mezclar hidratos de carbono con proteínas, etc, pero me gustaría explicar el como y porqué de la disociación, tipos de alimentos y nutrientes y como combinarlos de manera saludable, no sólo para perder peso. Para ello, me basaré principalmente en obras de criterio naturista-higienista, como son el libro de Dr. Herbert M. Shelton “La combinación de los alimentos”, publicado por la editorial Puertas Abiertas y Ediciones Obelisco y en varios libros, fundamentales en mi aprendizaje de vida de mi querido, respetado y admirado  Dr. Karmelo Bizkarra, que lleva muchos años ayudándonos, acompañándonos y enseñándonos a querernos y cuidarnos con sus libros y desde Zuhaizpe, su casa de salud en Navarra.

¿Qué es un alimento?

Un alimento es toda aquella sustancia que aporta nutrientes al organismo y esos nutrientes son “el combustible” de las funciones orgánicas.  Para que la sustancia sea un verdadero alimento, no debe contener ningún elemento perjudicial para nuestra salud.

Los alimentos no procesados, son la base de nuestra nutrición y contienen agua y otros componentes orgánicos, principios inmediatos de naturaleza energética como carbohidratos, proteínas, grasas, sales minerales, vitaminas, enzimas, oligoelementos, fibra, fitoelementos y una cantidad de residuos que nuestro organismo puede gestionar fácilmente. Los productos alimenticios, como todos los seres vivos tienen una carga bioenergética que también consumimos.

Proteínas

Su nombre proviene del griego “proteio” que significa “lo primario”, porque cuando se descubrieron se sospechaba que eran las sustancias biológicas más importantes.

Las proteínas, prótidos o albuminoides son principios inmediatos de naturaleza energética y plástica; pueden ser de origen animal o vegetal y las encontramos en alimentos como:

Carnes magras, y embutido sin mezclas, pescados, mariscos y huevos. Leche y derivados lácteos. Setas. Frutos oleaginosos como almendras, avellanas, pipas, sésamo, etc. Levadura de cerveza, polen de abejas. Algas. Germinados.

Funciones de las proteínas:

  • Formación y conservación de estructuras, como el colágeno que es la proteína encargada de dar fuerza a la estructura y forma de los tejidos y órganos del organismo. Está muy presente en cartílagos, tendones, piel, huesos, vasos sanguíneos, etc.
  • Transporte, como la hemoglobina que es la responsable del intercambio de oxígeno y CO2 entre pulmones y tejidos.
  • Almacenamiento, como la ferritina, que almacena hierro en el hígado.
  • Movimiento, como la acción conjunta de actina y miosina, responsables entre otros, de la contracción muscular.
  • Algunas hormonas funcionan como mensajeros químicos que regulan procesos bioquímicos en tejidos y células. Otras participan en el sistema inmune, como las inmunoglobulinas, etc.

Carbohidratos

Son denominados Glúcidos, Hidratos de Carbono, Azúcares, Sacáridos o Carbohidratos y están distribuidos ampliamente por toda la naturaleza.

Funciones de los carbohidratos

  • Son moléculas que por oxidación producen la energía necesaria para llevar a cabo procesos metabólicos. En este aspecto, la Glucosa es la principal.
  • Pueden almacenar energía, como el glucógeno.
  • Algunos están en las paredes celulares y recubrimientos de muchos organismos.
  • Los que se encuentran en las membranas celulares están encargados de la comunicación entre células.
  • Muchos participan en la formación de sustancias que constituyen parte del entramado de los tejidos como el ácido hialurónico.

Podemos separarlos en tres grandes grupos:

  •  Almidones: Todos los arroces. Cereales y derivados: avena, cebada, trigo sarraceno, trigo integral, maíz, sémola, tapioca, quinoa, fécula de patata, kamut, espelta, pasta, pan blanco e integral, harina de maíz, de trigo, de avena. Legumbres secas y habas. Patatas, batatas y boniatos. Cacahuetes. Castañas.

Verduras y hortalizas medianamente almidonadas: Alcachofa. Apio. Cebolla y chalota. Coles de Bruselas. Nabo y colinabo. Guisantes. Remolacha. Zanahoria. Perejil.

Verduras y hortalizas ligeramente almidonadas: Berenjena. Berros. Brócoli. Calabacín. Calabaza. Cardo. Cebolleta. Champiñón. Col (repollo) y coliflor. Lechuga, endivia, escarola. Acelgas y espinacas. Judías verdes. Pepino. Pimiento. Rábano. Ajo. Espárragos.

  • Azúcares dobles/industriales: Azúcar moreno y blanco. Jarabe de caña. Sirope de arce. Sirope de agave. Miel. Confituras y mermeladas.
  • Azúcares simples:

Frutas Dulces: Dátiles. Higos (frescos y secos). Plátanos. Pasas. Uva dulce. Caqui. Manzana dulce. Uva dulce.

Frutas Ácidas: Piña. Grosella. Frambuesa. Arándanos. Moras. Granada. Níspero. Kiwi. Cítricos: naranja, limón, lima, mandarina y pomelo.

Frutas Semiácidas: Albaricoque. Melocotón. Paraguaya. Cerezas y picotas. Manzana. Fresa. Pera. Tomate. Uva.

Frutas Neutras: Melón. Sandía.

En grupo aparte ponemos las legumbres como garbanzos, judías, lentejas, soja y sus derivados (tofu y temphe), poque por su composición pueden estar  en el grupo de carbohidratos y en el de proteínas. Lo mismo ocurre con los cereales.

Lípidos

Son hidrófobos, es decir, no se disuelven en agua, flotan en ella por tener menor densidad. Suelen ser untuosos al tacto.

Funciones de los lípidos

  • Forman parte de las estructuras de todos los organismos, constituyendo el 10% del peso de todos los seres vivos y son un componente importante de todas las membranas celulares.
  • El tejido adiposo tiene funciones fundamentales como de relleno, amortiguar y sostener, etc.
  • Pero su función más importante es la de constituir la reserva energética de todos los organismos; la oxidación de un gramo de grasa libera 9 kcal.
  • Son también un vehículo eficaz de transporte de sustancias liposolubles. Otros son vitaminas fundamentales para el ser humano como la A, K, E, D, que debemos obtener a través de la alimentación.

Alimentos que pertenecen a este grupo: Aceites (girasol, sésamo, oliva, maíz, almendras). Aceitunas. Aguacate. Mantequilla y Margarina. Nata. Carnes grasas (beicon, etc). Embutidos tipo mortadela, chorizo, salchichas, etc.

Continuaremos en próximas entradas sobre la combinación de alimentos, el proceso digestivo, menús, recetas, etc.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s