Celulitis y Nutrición

celulitisyalimentos

¿Qué es la celulitis?

Es una enfermedad del tejido subcutáneo que afecta sobre todo a mujeres y que no siempre está relacionado con el exceso de peso. Se forma por deficiencias en la circulación, por regulaciones hormonales, también influye la herencia genética, la falta de actividad física o una alimentación inadecuada.

Se forma celulitis cuando, los adipocitos, que son las células de la hipodermis (capa más profunda de la piel) encargadas de almacenar sustancias grasas para proteger de posibles impactos y regular la temperatura corporal, acumulan más grasas de las que quemamos. En este punto, los adipocitos aumentan de tamaño y empujan la piel, creando pequeños abultamientos que en su manifestación exterior es lo que llamamos “piel de naranja”.

Existen varios tipos de celulitis y no se ha encontrado un tratamiento milagroso para hacerla desaparecer. Lo mejor es empezar a tratarla desde sus etapas iniciales y no descuidarla. Todo lo que hagamos para eliminar toxinas, tonificar y quemar grasas mediante masajes, cremas, ejercicio físico ayuda, pero aquí vamos a centrarnos sólo en la alimentación, en una dieta adecuada que ayude a prevenirla y a minimizarla en lo posible una vez haya aparecido, teniendo en cuenta que estas son medidas nutricionales generales, que habría que adaptar a las particularidades de cada persona.

¿Qué alimentos son beneficiosos y cuáles perjudiciales?

Los alimentos que ingerimos también influyen en la aparición de la celulitis. De hecho, aunque tengamos una herencia genética predisponente a padecer este trastorno, si cuidáramos nuestra alimentación, conseguiríamos evitarla.

A nivel nutricional, podemos decir, que en la mayoría de los casos se da en personas que llevan una alimentación pobre en fibra y rica en azúcares y grasas. Para combatirla tendremos que empezar a llevar una alimentación más sana y equilibrada. No se trata de reducir las cantidades o el número de veces que comemos, si no de elegir muy bien la dieta que llevamos.

Alimentos a evitar:

  • Embutidos y fiambres de cualquier tipo.
  • Quesos, sobre todo los curados y queso fundido tipo “quesitos”.
  • Harinas blancas y refinadas (pan blanco, pasta).
  • Fritos. Cocinaremos al vapor, hervido o a la plancha.
  • Bebidas gaseosas.
  • Bebidas alcohólicas porque afectan al hígado y los riñones, impidiendo la correcta depuración de nuestro organismo.
  • Mantequillas, margarinas y grasas vegetales hidrogenadas.
  • Arroz blanco, damos preferencia al integral.
  • Sal. El exceso de sodio en la dieta es fundamental para la retención de líquidos. Aquí incluimos salsa de soja, encurtidos, aceitunas, frutos secos salados. Si tomamos sal, aunque sea poca, tendrá que ser sal del Himalaya, la sal de mesa común es demasiado rica en Sodio. Al cocinar, podemos añadir cubitos de caldo de verduras tipo “Soria Natural” o “Santiveri” de venta en herboristerías.
  • Azúcar y miel. Endulzaremos con stevia o con sirope de ágave.
  • Carnes rojas.
  • Helados, chocolates, galletas, caramelos y otros dulces. Bollería, tanto industrial como casera.
  • Alimentos congelados, precocinados, cocinados de manera industrial o en conserva porque casi todos tienen azúcares añadidos.
  • No abusar de la lechuga porque retiene líquidos.
  • Cualquier tipo de comida basura, hamburguesas, perritos, sándwiches, aros de cebolla, patatas fritas comerciales porque suelen contener muchas grasas saturadas que no permiten la eliminación de toxinas, además de acumularse y aumentar la celulitis.
  • Aperitivos como galletitas saladas, gusanitos, maíz frito, etc.
  • No abusar de la leche porque contiene azúcares de absorción rápida. Se puede sustituir por leche de avena, arroz o almendras.
  • Café porque no permite que se asimile el hierro, no oxigenándose bien la sangre por ello.

Alimentos de preferencia:

  • Todos aquellos ricos en Potasio porque descongestiona el sistema linfático y ayuda a drenar las zonas afectadas: endivias, berenjenas, frutos secos crudos, setas, champiñones, levadura de cerveza, frutas y verduras.
  • Proteínas, sobre todo huevo, aguacate, pescado blanco, carnes blancas, porque ayudan a desarrollar el músculo y obligan al organismo a quemar la grasa acumulada.
  • Alimentos ricos en Hierro como las legumbres porque el hierro oxigena la sangre, especialmente lentejas y sobre todo alubias que contienen vitaminas del grupo B importantes para la salud de la piel.
  • Alimentos integrales como arroz, pastas, cereales que nos producen sensación de saciedad y además nos ayudan a eliminar toxinas.
  • Alimentos diuréticos como sandía, cerezas, judías verdes, espárragos, melocotón, nísperos, melón, piña.
  • Dar mucha presencia a la cebolla cruda en las comidas.

Otros consejos importantes

  • Beber entre 1 y 1,5 l de agua al día, entre agua e infusiones.
  • Se pueden tomar infusiones como la Cola de caballo (muy rica en Silicio, imprescindible para la salud del tejido conjuntivo), Alcachofera (potente depurativo), semillas de Castaño de Indias (ayudan a tonificar el sistema circulatorio y a combatir el edema)
  • Tomar alga espirulina en comprimidos. Esta alga es muy interesante, tiene muchas propiedades y de hecho está considerada como un macro-alimento pero en lo referente a la celulitis nos quedaremos con su acción regeneradora en piel. Si además de combatir la celulitis queremos bajar peso y tenemos mucho hambre antes de comer, tomar un comprimido de espirulina con agua media hora antes de la comida reducirá nuestro apetito.
  • Aumentar el aporte de vitamina C. No sólo en kiwis, naranjas, mandarinas, sino con un suplemento de esta vitamina, hasta 3 gr en comprimidos que contengan también bioflavonoides. La vitamina C es imprescindible para el buen estado de todos los tejidos, la producción de colágeno (evitar y combatir la flaccidez), facilita la regeneración del sistema vascular y es muy diurética.

Ejemplo de Menú anti-celulitis

 

Día 1

Día 2

Día 3

Desayuno Piña y cereales de avena con leche de avena 2 rebanadas de pan integral con tomate. Kiwi y cereales de avena con leche de avena.
Media mañana Melón Sandía Melocotón
Almuerzo Abundante ensalada con rúcula, aguacate, pepino, cebolla, tomate.Pescado blanco y espárragos a la plancha con espárragos con brócoli y calabacín al vapor. Abundante ensalada con escarola, canónigos, espinacas, rabanitos.Arroz integral con verduras al vapor. Abundante ensalada con endivias, espárragos, canónigos, tomate cherry, pepino, cebolla.Lentejas con verduras.
Merienda Sandía Melocotón Nísperos
Cena Ensalada de tomate y cebolla.Tortilla de calabacín Ensalada verde y pollo a la plancha con espárragos y brócoli. Ensalada con rúcula, aguacate y cebolla.Pescado blanco a la plancha con espárragos y tomate a la plancha.

Cuanto más estrictos seamos a la hora de excluir de nuestra dieta los alimentos más perjudiciales mejor, pero también notaremos mejoría si los reducimos; no pasa nada si alguna vez nos damos un capricho… estoy hay que disfrutarlo!! Al fin y al cabo, cada uno debe ser responsable de su propia alimentación; analizar de qué alimentos perjudiciales abusamos y cuáles de los preferentes estamos limitando en nuestra dieta.

Esto junto con las ganas de mejorar nuestra salud incorporando a nuestra vida ejercicio físico, descanso reparador, tratamientos externos, etc. son el punto de partida para empezar a combatir la celulitis.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s