Aceite de semilla de uva. Gran aliado para nuestra piel

uva

A la hora de hacer un masaje Kobido, me gusta combinar esta técnica, con otros tratamientos como la Aromaterapia, utilizando distintos aceites esenciales según cada piel, pero usando siempre el mismo aceite vegetal como base: el aceite de semillas de uva. A continuación veremos muchas de las propiedades que lo hacen uno de los aceites más delicados y valiosos para el cuidado de la piel y para tratar algunos de sus problemas.

Los tratamientos con aceite extraído de las pepitas de la uva se remontan a miles de años atrás, cuando su uso estaba muy extendido entre la élite y la aristocracia de los países mediterráneos por sus numerosas propiedades cosméticas y medicinales. Los faraones egipcios ya lo utilizaban en sus masajes, siglos después fue introducido en España por los árabes.

Es un aceite que se obtiene por la presión en frío de las semillas de la uva, desechadas en la elaboración del vino y es además por su textura ligera, un excelente portador de otros productos, como aceites esenciales, haciendo que éstos penetren hasta las capas más profundas de la piel sin obstruir los poros.

Propiedades y beneficios

  • Es el aceite vegetal con mayor contenido en ácido linoléico (76%) que tiene una potente acción anti-inflamatoria. Además fortalece las membranas celulares y mejora el aspecto de la piel al hacerla más firme, tersa, suave y minimizar arrugas.
  • Hidrata la piel en profundidad por su capacidad de bloquear la humedad gracias a su alto contenido en ácidos grasos poliinsaturados.
  • Es muy rico en proantocianidinas, polifenoles, resveratrol y Vitamina E, altamente antioxidantes que ayudan a revertir los daños del envejecimiento y la regeneración de los tejidos.
  • Contiene ácidos grasos que ayudan a proteger la piel del sol y otros agentes dañinos y también en la cicatrización de heridas.
  • Aporta vitamina C, lo que es muy efectivo para conseguir un tono uniforme y eliminar imperfecciones.
  • En el tratamiento del acné, incluso el de origen hormonal, no permite que se obstruyan los poros, evitando así nuevos brotes y como es anti-inflamatorio hace que los granos ya existentes se desinflamen.
  • Por ser sebo-regulador, es muy intersante su uso en pieles grasas, incluso con dermatitis seborreica.

Como podemos ver hay muchas razones para hacer de este rico aceite nuestro gran aliado contra el envejecimiento y las agresiones en nuestra piel, tanto a nivel cosmético como dermatológico.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s